Hura, Orta Davray

Encuentro de creación

# Bertha Bermúdez
# Idurre Azkue
# Jone Amezaga
# Idoia Zabaleta

del 22 al 28 de julio
Residencias - Ventana propia

Ventana propia: el jaleo propio de Azala.

Hura, Orta Davray es la continuación bailada de Orta edo nor-bat dantzan que es la continuación recitada del proceso de traducción a euskera del poema Orta or one dancing tras el encuentro para el ejercicio colectivo de traducción Hura bat zen itzultzen o Haciendo aguas,  realizado a comienzos de enero de 2024.

Orta or one dancing es un poema que Gertrude Stein (1874-1946) escribió entre 1911 y 1912, retratando a Ia bailarina Isadora Duncan (1878-1927) cuya expresión, creía Stein, integraba danza y pensamiento. En este poema, así como en otros retratos que escribió de algunas de sus contemporáneas, Stein parece que pretendiera generar una identidad en forma de amalgama o aleación de identidades, siendo una misma incluso reflejada en otras que siendo como algunas continuan siendo otras.

Un texto que describe la danza sin parar de girar, un tirabuzón produce otro tirabuzón y en los saltos de agua, como un molino de rueda, se produce la energía. Sobre un centro, Isadora (ella), el texto se desplaza suave y persistentemente por los pasajes del ser, haciendo, siendo, insistiendo. La identificación de Stein con Duncan aparece en el propio poema “ella seguía siendo una (…) entonces se parecía a alguien, una que no bailaba, una que escribía”. Isadora Duncan, a su vez, se rebelaba ante la figura de solista de la danza occidental, bailando en el papel del coro.

En 2011, la poeta María Salgado tradujo un fragmento del poema para la performance Incluso si ella era una ella estaba cambiando, presentada en el Festival 2011 poetas x km2, Casa de América, Madrid.

En 2020, la editorial especializada en danza 2 (da) en papel publicó desde Buenos Aires el libro Leer Danza(ndo). Traducción salvaje. Este libro es resultado de un ejercicio de traducción salvaje de varixs autorxs del poema Orta or one dancing, orquestado por Josefina Zuain, Maria Bardet, Marina Tampini e ilustraciones de María Paz Garaloces. Se trata de una edición bilingüe con dibujos, grafismos, varias versiones posibles de traducción y comentarios realizados por varias autoras a doble columna. Stein escribe relacionando aquella que danza (Isadora) con aquella que escribe (Stein).

Ambas publicaciones nos sirvieron de inspiración para una otra traducción del poema que el 17 de mayo de 2023 se recitó bailando en la calle mientras escuchando una pista de techno en la inauguración de Foku_2 Masaje Scanner en Atoi (Bilbao). Ella era una variación rosa se tituló aquella performance matinal.

Simultaneidad, multiplicidad, gerundio, siendo, estando, existiendo, insistiendo, persistiendo, continuando y luego cambiando, bailando como leyendo, recitando como escribiendo como bailando, tirabuzón, salto y producción, de identidad, de género y sentido. Orientación. Oralidad. Ritmo, pulso y variación.

En enero de 2024, nos reunimos Danele Sarriugarte, Ane García, Eider Rodriguez, Usue Arrieta, Miren Amuriza, Ainara Elgoibar e Idoia Zabaleta para continuando bailando recitando traduciendo Orta or one dancing a euskera. Nos acompañaron María Salgado y Josefina Zuain,  en sendas sesiones abiertas del lunes 8 de enero por la tarde (16.30 h-20.00 h) y martes 9 de enero por la mañana (10.00 h-13.30 h) como forma de entrando, entrando, calentando, entrando, abriendo al vasto universo de Gertrude Stein e Isadora Duncan.

En mayo de 2024, Danele Sarriugarte y Ane García traen una primera versión del poema traducido a euskera, para  junto con Idoia Zabaleta recitando, escuchando, grabando, bailando, hablando, siguiendo…

En junio de 2024, Dj Bihotza acompasará la lectura de Orta edo nor-bat dantzan con una pista techno

En julio de 2024, Bertha Bermúdez, Idurre Azkue, Jone Amezaga e Idoia Zabaleta en la residencia Hura, Orta Davray se reunirán durante siete días y siete noches en la asamblea de pinos, para recitar bailando, al unísono y a lo suelto, el poema que como un bis de bises, continuando y luego cambiando, bailando como leyendo, recitando como escribiendo como bailando, tirabuzón, salto y producción, de identidad, de género y sentido. Orientación. Oralidad. Ritmo, pulso y variación. También  bailar a la intemperie, entre árboles.

Bertha Bermúdez, (MA) en danza y coreografía por el conservatorio Real de Madrid, realiza desde 2014 su PhD en la facultad de humanidades de la Universidad de Amsterdam sobre el tema de performing Archives. Bermudez ha sido bailarina profesional en compañías de danza europeas, Frankfurt Ballet bajo la dirección de William Forsythe, Compañía Nacional de Danza en Madrid con Nacho Duato y desde 1998 hasta 2014 con Emio Greco como bailarina, asistente y desde 2006 investigadora y directora artística de proyectos de educación e investigación en el Centro Coreografico ICKamsterdam. Bermúdez colabora con la compañía Dantzaz, desde 2016 en su proyecto Atalak coordinando las residencias artísticas y documentando los procesos creativos de creadores vascos. Desde 2016 también colabora con la creación del archivo de la música y artes escénicas de Navarra como consejera y apoya en la creación de curriculums de danza en diversas instituciones europeas. A parte de su trabajo como consejera y documentalista de danza, Bermúdez también se interesa en su propia creatividad y ha creado varias coreografías, instalaciones interactivas y diversos conceptos para la interacción con movimiento. Su última publicación se centra en la documentación de danza para profesores de danza Mind the Dance.

Idurre Azkue, comienza a bailar ballet clásico a los 5 años y en 1992 se traslada a Barcelona a estudiar danza contemporánea en la Escuela superior de danza y coreografía en el Institut del Teatre. Comienza a bailar profesionalmente en la compañía Danat Danza y posteriormente entra a formar parte del colectivo General Eléctrica donde sigue desarrollando su trabajo como bailarina e intérprete en diversos espectáculos de danza que buscan nuevos lenguajes y formas de relación con el espectador, como By natural piety, John Kovach y Paradise. Continúa colaborando con la Societat Doctor Alonso, dirigido por Tomás Aragay y Sofía Asencio con Tomorrow will be like today, El traspiés de Luisa y Acid Folclòric, Rodrigo García de La Carnicería teatro en el espectáculo Jardinería Humana, Andrés Waksman en Incógnitos y los solos Gora Bihotzak y Hasta el final, Saioa Ibañez en Holocausto caníbal y Xavier Le Roy en Retrospectiva en la Fundació Antoni Tàpies. Al mismo tiempo Imparte clases de danza contemporánea para adultos y niños en diferentes espacios. En el 2012 se traslada de vuelta al País vasco y continúa trabajando como bailarina/performer con Fermin Muguruza en Zuloak, Idoia Zabaleta en El paseo y Albornoces blancos, Olatz de Andrés en El cielo ahora, con Claudia Dias en En esta parte esquinada de la península y Sonia Gómez en Dúo. Aunque la mayor parte de su trayectoria ha trabajado como intérprete de danza, en los últimos años comienza a producir sus propios trabajos: I love natura, Una altra història d’amor en colaboración con Teo Baró, Domingo fantasma y La danza vegetal en colaboración con Urtzi Mardaras. Su última creación es Bailar por bailar, en colaboración con el músico Joseba Irazoki.

Jone Amezaga, comienza sus estudios en la escuela de danza Maite Fagoaga de Donostia para después continuar en el conservatorio José Uruñuela de Vitoria-Gasteiz, graduándose en danza clásica. En 2014 entra a ser parte de la joven compañía Dantzaz y permanece como bailarina durante tres años. A partir del año 2018 sigue trabajando con diferentes compañías y colaborando con otros artistas: bajo la dirección de Ingrid Magrinyá en la obra «Penélope» (2018), como miembro de la compañía Mugmus Laborategia desde 2016, trabajando para las compañías vascas NODE (Emakumeak, 2020) o LASALA (Dead, 2021) y creando e interpretando piezas para la pequeña infancia con Teatro Paraíso (Ehuna, 2019 y Ventanas, 2021). Colabora por último con las artistas Jone San Martin y Mikel R. Nieto en la creación ADITU (2022), y con Manu Gaigne Beobide en la pieza «Remedios Vals» (2022).

Idoia Zabaleta Morán, coreógrafa. En la Facultad de Biología se especializó en ecosistemas y dinámica de poblaciones. Estudia nueva danza e improvisación en los años noventa. En 1992 funda la asociación de lenguajes corporales Moare Danza, que trabaja las relaciones del cuerpo con el espacio desde la perspectiva de genero. Moare Danza es una asociación de mujeres. Trabaja con la compañía Mal Pelo entre 1995 y 1999. Desde el año 2000 crea su propio trabajo colaborando con otras artistas e investigadoras. Su trabajo ha podido verse en festivales y encuentros de ámbito internacional.  Imparte  clases  en  diversos  master  y  cursos  de postgrado. https://foku.info